“11 Cuando el rey entró para ver a los comensales, encontró a un hombre

que no tenía el traje de fiesta. 12 "Amigo, le dijo,

¿cómo has entrado aquí sin el traje de fiesta?”.

(Mt. 22, 2-14)

     Dentro del pasaje del Santo Evangelio que nos comunica la Palabra de Dios, es importante tener presente que para la vida del hombre es fundamental la participación constante en el Sacramento de la Penitencia. Acoger la Misericordia de Dios, a través de la Confesión, es hacer presente nuestra fragilidad humana, que necesita ser restaurada por la Gracia de Dios, quien toma la decisión de nuestro regreso a la Bondad y Misericordia divina. Dejemos que Dios ilumine nuestra vida diaria para que con el Apóstol San Pablo solicitemos que sea el Espíritu Santo el que descienda en todo nuestro ser, para comprender cuál es la Voluntad de Dios para con nosotros.

     En el Evangelio de hoy Jesús está preparando un banquete para todos nosotros y quiere que todos participemos de él.  Pero si caemos en la cuenta continuamente nos está invitando al banquete del reino de los cielos, a vivir y disfrutar de la vida junto a Él. Para ello no obliga, ni presiona, sólo invita; tampoco excluye a nadie, y a todos saciará.  Pero nosotros ponemos excusas, inventamos mil historias para no asistir o simplemente nos hacemos los duros de oído. Si no asistimos es porque no caemos en la cuenta de la grandeza y ternura que encontraremos en el banquete. 

      Nosotros, los que acudimos cada domingo a la Eucaristía, deberíamos esforzarnos en asistir al banquete, descubrir la grandeza de su amor y compartirlo; en cambio excluimos, ponemos leyes y normas por delante y seguimos el juego de una sociedad cada vez más laicista y alejada de Dios. Tomemos buena nota: la mesa de Dios es  mesa compartida, abierta, llena de amor, de paz, de misericordia. Es el banquete de la fraternidad, y todos, absolutamente todos, estamos invitados. No lo despreciemos.

"Ahora comprendo bien que lo que une más estrechamente el alma a Dios es negarse a sí mismo, es decir, unir su voluntad a la voluntad de Dios. Esto hace verdaderamente libre al alma y ayuda al profundo recogimiento del espíritu, hace livianas todas las penas de la vida y dulce la muerte."

Santa Faustina Kowalska

Búsquedas

Calendario de Eventos

Febrero 2021
L M X J V S D
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 1 2 3 4 5 6