“18 Eleven constantemente toda clase de oraciones y súplicas, animadas por el Espíritu. Dedíquense con perseverancia incansable a interceder por todos los hermanos, 19 y también por mí, a fin de que encuentre palabras adecuadas para anunciar resueltamente el misterio del Evangelio, 20 del cual yo soy embajador en medio de mis cadenas. ¡Así podré hablar libremente de él, como debo hacerlo!”                                          

(Efesios. 6,18-20)

 Jesús le dijo: «Si no ven signos y prodigios, ustedes no creen».

(Jn. 4,48)

“El que escruta la majestad de Dios, se verá abrumado por su gloria” (Pr 25,27 Vulg). Dios no ha dado al hombre la suficiente inteligencia para conocerlo todo…; lo que se te pide es una fe sólida y una vida sencilla, y no un conocimiento de todo. Si no entiendes ni comprendes las cosas más triviales ¿cómo entenderás las que están sobre la esfera de tu alcance? Sujétate a Dios y humilla tu juicio a la fe, y se te dará la luz de la ciencia, según te fuere útil y necesaria. Algunos son gravemente tentados contra la fe en el santo sacramento; mas esto no se ha de imputar a ellos sino al enemigo. No tengas cuidado, no disputes con tus pensamientos, ni respondas a las dudas que el diablo te sugiere, sino cree en las palabras de Dios, cree a sus santos y a sus profetas, y huirá de ti el malvado enemigo. Muchas veces es muy conveniente al siervo de Dios el padecer estas tentaciones. Pues no tienta el demonio a los infieles y pecadores a quienes ya tiene seguros; sino que tienta y atormenta de diversas maneras a los fieles y devotos. Acércate, pues, con una fe firme y sencilla, y llégate al sacramento con suma reverencia; y todo lo que no puedes entender encomiéndalo con seguridad al Dios todopoderoso. Dios no te engaña; el que se engaña es el que se cree a sí mismo con demasía. Dios anda con los sencillos, se descubre a los humildes, y “da entendimiento a los pequeños” (Sal. 118, 130), alumbra a las almas puras y esconde su gracia a los curiosos y soberbios. La razón humana es flaca, y puede engañarse; mas la fe verdadera no puede ser engañada.

 Los milagros de Jesús de Nazaret

      Llamamos milagros a hechos reales sobrenaturales que no tienen explicación natural. Los cuatro Evangelios refieren muchos milagros realizados por Jesús de Nazaret ligados a su predicación evangélica del reino de Dios, que prueban su divinidad, entre los cuales, hay curaciones de enfermos, expulsiones de demonios, resurrecciones de muertos y hechos físicos inexplicables naturalmente, de los cuales sus enemigos contemporáneos ni dudaron ni los negaron, sino que  los atribuyeron al poder de demonio.

      Curaciones de enfermos con su sola presencia o con su simple palabra del sí quiero o con sólo tocarle su túnica, tales, como la del criado del centurión de Cafarnaúm, la de la suegra de Simón Pedro y la de la curación de un  paralítico en dicha ciudad, la de la hemorroisa, la de la hija de Jairo,  la de los dos ciegos de Jericó y la de diez leprosos, etec.

      Expulsiones de demonios con el solo acto de su voluntad, tales, como echar a los cerdos a los demonios y morir ahogados que poseían a dos personas en Gerasa, la de un endemoniado mudo y la de un muchacho que tenía un espíritu inmundo y que sus discípulos no pudieron curarlo.

     Resurrecciones de muertos con su sola voluntad tales, como la del hijo de la viuda Naín, la de Lázaro y la del propio Jesús de Nazaret. Hechos físicos naturalmente inexplicables, tales, como las dos multiplicaciones de panes y peces, la transformación de agua en vino en las bodas de Caná y las pescas milagrosas entre otros.

En la Fe de cada bautizado - cristiano, juega un papel importante la presencia de la Bienaventurada, siempre Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra. Ella es el puente para que por la mediación de su Amada Hijo, cada uno de nosotros, vallamos a Dios nuestro Padre. Vivamos el Misterio de la presencia viva de María en nuestra vida diaria para exclamar: "Haced lo que él os diga" (Jn. 2,5), a lo que nos dice: "No duden, tengan confianza en la Palabra de mi Hijo".

María, Reina de la Paz. Ruega por Nosotros.

Búsquedas

Calendario de Eventos

Febrero 2021
L M X J V S D
31 1 2 3 4 5 6
7 8 9 10 11 12 13
14 15 16 17 18 19 20
21 22 23 24 25 26 27
28 1 2 3 4 5 6